Tips

Consejos para dormir bien


La mejor temperatura para dormir es entre 16-18 grados. La humedad debe ser del 45-55% aproximadamente. El aire debe ser limpio y renovado Debemos estar lo más oscuros posible. Debemos estar lo más silencioso y tranquilo posible.

La calidad y el patrón de sueño cambian a lo largo de los años, lo que significa que la necesidad de una buena cama aumenta con la edad. También es importante pensar en los más jóvenes. Necesitan establecer buenos hábitos y entender en qué consiste un descanso confortable, incluso en los primeros años de la infancia. Si lo hacen, lo mantendrán cuando sean adultos. Toda esta explicación, nos debe de hacer conscientes de la importancia de nuestro trabajo y la de asesorar correctamente a nuestros clientes.

Dedicamos 1/3 de nuestra Vida a dormir: 7,5h. al día, 299h. al mes, 1,3 semanas al mes, 2745h. al año, 5,6 semanas al año. Si vive 75 años, serán 205.875 horas o 23,5 años de su vida.

¿Cómo debo limpiar mi colchón?


Para mantener una correcta higiene en el descanso, se deben tener en cuenta una serie de cuidados básicos como una aireación diaria del equipo de descanso, pasar la aspiradora para evitar la acumulación de polvo y voltearlo cada 3 meses. En el caso del volteado, todos los colchones se deben girar tanto de izquierda a derecha como de la cabeza a los pies. La única excepción son los colchones con sólo una cara útil para dormir como por ejemplo los viscoelásticos. En este caso sólo hay que voltearlos de cabeza a pies.

Por otra parte, cada tejido tiene una composición y unas propiedades diferentes. Antes de realizar cualquier tipo de limpieza específica en el colchón, le recomendamos que consulte con el establecimiento donde lo compro.

La importancia de la Almohada


Para obtener una posición correcta para dormir, es fundamental no sólo tener en cuenta la espalda, sino también la columna vertebral o el cuello, debiendo otorgarle la misma importancia. Si el cuello se encuentra en una posición incorrecta, el resto de la espalda se verá afectada.

Una almohada de grosor correcto realzará los efectos de un buen colchón, al igual que si es inadecuada hará el efecto contrario. En la nuestra colección podrán encontrar una selección de almohadas desde fibra, fibra con tacto pluma, fibra con copos de latex, viscoelastica, latex, y gel, un abanico de posibilidades que seguro darán satisfacción a nuestro cliente.

La postura perfecta para dormir


Boca arriba: La mejor posición es tumbarse de esta forma. Es aconsejable tenerlo en mente si tiene un colchón relativamente blando o duerme en una cama supletoria. Un buen truco es colocar una almohada bajo las rodillas para relajar la espalda.

Boca abajo: Tumbarse boca abajo no es una buena posición para dormir durante un periodo de tiempo largo. Es más fácil que la espalda se arquee demasiado, lo que resulta extremadamente agotador. El cuello se dobla y se gira hacia atrás, y esto tampoco es beneficioso. También es más fácil desarrollar dolor de cuello y que se le duerman los brazos. Sin embargo, si sigue prefiriendo dormir boca abajo, es mejor escoger un colchón relativamente firme y colocar una almohada debajo de la pelvis.

De lado: Reposar sobre el costado es una buena posición para dormir. Al tumbarse con las piernas en paralelo, con las rodillas ligeramente flexionadas, las caderas y los hombros en posición vertical y los brazos por delante del cuerpo, estará durmiendo en una posición casi perfecta.